miércoles, agosto 23, 2006

...sobreviviendo...

Nunca creí que se pudiera extrañar tanto a un compañero de trabajo, sigo esperando que entre a mi oficina para las firmas de los documentos como lo hacía todos los días, lo único que espero es que en realidad él esté en un lugar mejor... nosotros acá viendo cómo ayudamos aunque sea un poquito a su mujer y a sus dos hijos...

Me he tomado un poco de tiempo para mi, es cuando puedo reflexionar mejor y el resultado ha sido dos banditas como estas:


Les pido mucho cuidado cuando salgan a la calle, que amen y disfruten todos los días, quiero pensar que esa es la enseñanza de lo que ha sucedido en los últimos días.

Amigas, gracias por todos sus mensajes, prometo contestarlos uno por uno, sólo denme un poquito de tiempo.

Te amo Mosito, te amo Tayo.

No hay comentarios.: